ÚLTIMAS NOVEDADES

Un Blog dental donde encontrarás todos los aspectos que tienen que ver con nuestro trabajo, consejos y las últimas novedades del mundo odontológico.

¿Por qué la salud bucodental de las personas mayores es tan importante?

Durante el envejecimiento, se producen una serie de modificaciones morfológicas y fisiológicas consecuencia de la acción del paso del tiempo que comportan cambios con repercusiones funcionales más o menos importantes en las distintas partes del cuerpo. En la cavidad oral, los signos del envejecimiento se hacen visibles a todos los niveles: dientes, encía, glándulas salivales, hueso mandibular, mucosa oral, etc.

Las enfermedades bucodentales no son específicas de las personas mayores, sin embargo, puesto que se trata de un colectivo mucho más vulnerable y frágil, no es infrecuente que se presenten de manera atípica, que tiendan a la cronicidad sin restitución completa, que sean limitantes funcionalmente con tendencia a la discapacidad y que asocien una morbilidad más elevada.

 

Las patologías bucales más comunes durante la tercera edad

La caries y la periodontitis, que suelen desembocar en la pérdida de dientes. Todo ello provoca múltiples problemas no solo en la salud, sino también en la calidad de vida de los pacientes. Además, existe una relación directa entre el estado de la boca de una persona y la salud de todo su organismo.

 

Algunas patologías generales que pueden estar vinculadas a un problema bucodental, así como otras habituales de la boca durante la tercera edad son:

• Enfermedad cardíaca

Las investigaciones demuestran que hay una correlación entre la periodontitis y una cardiopatía.

Una buena higiene bucal puede ser una herramienta eficaz contra los ataques cardíacos, los derrames cerebrales y otro tipo de enfermedades cardíacas. De hecho, y según dichas investigaciones, las personas que sufren una enfermedad periodontal o caries tienen más riesgo de contraer una enfermedad arterial coronaria.

• Neumonía

Una salud oral deficiente puede favorecer la aparición de neumonía en personas mayores. Al inhalar gotitas bacterianas de la boca hacia los pulmones, son más propensos a este tipo de afección.

• Diabetes

La periodontitis puede dificultar la absorción de la insulina por parte del cuerpo. Los niveles altos de azúcar en sangre – que son un efecto directo de la diabetes – pueden ocasionar una infección en las encías. Por ello, una adecuada higiene bucodental junto a revisiones regulares con el dentista contribuye a prevenir este tipo de afección.

• Dientes oscurecidos

Con el envejecimiento, el tejido óseo que se encuentra debajo del esmalte dental (la dentina) se altera como consecuencia de la ingesta de bebidas y alimentos. Ello provoca que la capa externa del esmalte adelgace y que la dentina quede expuesta, lo que facilita que los dientes se oscurezcan.

• Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal o de las encías se produce como consecuencia de la presencia de placa y de restos de alimentos en los dientes tras las comidas, por el hecho de ser fumador, de llevar una dieta poco saludable y dentaduras postizas que no se ajustan bien o por sufrir anemia, cáncer o diabetes.

La periodontitis puede provocar la pérdida de los dientes y se considera una patología grave por su relación con otros problemas orgánicos.

• Sequedad bucal

La sequedad bucal puede presentarse como la consecuencia de la toma de medicamentos durante la tercera edad, así como de tratamientos contra el cáncer en el que se emplea la radiación.

La principal función de la saliva es mantener la boca húmeda, por lo que se convierte en una protección natural contra la caries y la aparición de infecciones.

• Infección en la raíz del diente

Como consecuencia de la exposición de las raíces de los dientes a los ácidos de los alimentos, la caries suele ser un problema común entre la población mayor. En el momento en que las raíces de los dientes quedan expuestas por el retroceso de las encías, la raíz deja de estar protegida por el esmalte dental y es propensa a las caries.

En la población mayor española, la salud bucodental está muy por debajo de la media de otros países europeos.

Sin embargo, a pesar de la alta prevalencia de problemas bucodentales, las consultas de odontología entre las personas mayores son escasas, ya sea porque asuman que lo que les pasa es algo inherente al envejimiento, ya sea porque se sientan limitados funcionalmente para acudir al especialista, ya sea porque no puedan asumir el coste económico del tratamiento, etc.

 

Cómo mejorar la salud oral en personas mayores

Mantener una higiene adecuada, tanto de los dientes, como de las encías, como de las prótesis; renovar con frecuencia el cepillo de dientes; realizar enjuagues fluorados; usar un producto estimulador de la producción de saliva, y visitar al especialista, como mínimo, una vez al año permitirá envejecer sin perder dientes y manteniendo una buena salud bucodental.

 

 

En Dentaluz contamos con un equipo profesional experto en Odontogeriatría que estudiará cada caso de forma personalizada para poder así determinar el estado bucal y dental en concreto y ofrecer el diagnóstico y tratamiento que más se adapte a sus necesidades.

 

 

Si tienes alguna duda o consulta llámanos o solicita una visita y nuestro equipo te atenderá de forma personalizada. En Dentaluz estaremos encantados de ayudarte y responder a todas tus inquietudes. Tlf: 959 075 456 / 673 762 103

Compártelo con tus amigos: